VILLA SAN AGUSTÍN



  • Se conocen mediante el movimiento.


Ahora que ya han superado el periodo de adaptación, la clase multicolor junto a los más peques, comienzan sus sesiones de psicomotricidad. El movimiento en los más pequeños tiene numerosas repercusiones para el desarrollo normal y de la personalidad. La psicomotricidad gruesa participa en ese desarrollo de las funciones mentales: lenguaje, afectividad... por ello hay que buscar siempre ocasiones de movimiento como saltar, correr, equilibrio...

Cuando un niño/a explora sus posibilidades consigue: 

- Tener más confianza

- Descubrir posibilidades motrices y sensoriales.

- Comparar accciones.

- Intentar ligar varias acciones entre sí.

Además de adquirir ritmo, equilibrio... el niño/a aprende a DIVERTISE.


Equipo de Maestras y Educadoras de La Villa.





Imágenes de la sesión de psicomotricidad.